Costocondritis, síndrome de Tietze y costillas con movilidad anormal

Costocondritis

La costocondritis no es una enfermedad potencialmente mortal, pero sus causas se desconocen en gran medida.

La costocondritis causa dolor en el punto donde las costillas se unen al esternón. Es importante saber que nuestras costillas suben y bajan a medida que respiramos o se desplazan con los movimientos naturales del cuerpo. Si sus articulaciones de las costillas posteriores (donde las costillas están en contacto con la columna vertebral) están anquilosadas y ya no pueden moverse, las articulaciones más sensibles, donde las costillas están en contacto con el esternón, tendrán que trabajar excesivamente para permitirle respirar o movernse.

. Es por eso que usted siente este dolor agudo y punzante y percibe un “click” cuando las articulaciones de las costillas del esternón “ceden” a medida que se mueve. Lo que tiene que hacer ahora es desbloquear el conjunto de costillas alrededor de su espalda para que de nuevo estén libres y móviles Después, las articulaciones de las costillas

en contacto con el esternón que están soportando el peso pueden relajarse de nuevo.

Steve August, el inventor de los Backpods®, padeció la costocondritis:

“Yo mismo sufrí de costocondritis durante siete años después de una caída escalando en la que impacté sobre mi caja torácica. Tenía un dolor punzante en el pecho, dificultad para respirar y, sobre todo, miedo de sufrir un ataque al corazón. Después de completar mi formación como fisioterapeuta en Nueva Zelanda, conseguí controlar la enfermedad y no he sentido el menor dolor punzante en décadas. Puedo hacer cualquier deporte y estoy completamente curado”.

Importante: en caso de dolor torácico agudo, siempre debe consultar a un médico.

Síndrome de Tietze y costillas con movilidad anormal

El síndrome de Tietze también es una costocondritis con una inflamación considerable de las articulaciones de las costillas del esternón.

Es como si el tobillo se hinchara después de torcerse el pie (esta hinchazón NO es una reacción autoinmune. Al comparar grupos de pacientes con y sin costocondritis, los estudios no han mostrado diferencias en los marcadores inflamatorios en la sangre). Por lo tanto, el método de tratamiento es el mismo que para la costocondritis, eliminando el bloqueo de las articulaciones de las costillas en la espalda. La hinchazón a menudo se endurece y se convierte en una cicatriz local. En este caso, a menudo son necesarios masajes adicionales y estiramientos de los músculos pectorales.

Si trata la hinchazón endurecida dos veces al día con un gel antiinflamatorio, como Voltaren (Diclofenac), o aceite de CBD, como Penetrex, también disminuirá lentamente. Las costillas deslizantes (costillas con movilidad anormal) son mucho menos comunes que la costocondritis y el síndrome de Tietze, pero las causas son las mismas. Si las articulaciones que unen las costillas a la columna vertebral no pueden moverse, otras áreas del pecho TIENEN que moverse más para que usted pueda respirar.

Este movimiento adicional puede tener lugar en el lateral de la costilla, por ejemplo, donde las costillas pasan del hueso al cartílago en las articulaciones costocondrales. El enfoque del tratamiento es tan lógico como el de la costocondritis. Libere en el área de la espalda las articulaciones de las costillas cuyo bloqueo es responsable del problema.

Backpod TV

Hemos creado una amplia selección de tutoriales y vídeos informativos sobre el Backpod® y los hemos publicado en YouTube. Bajo el siguiente enlace podrá encontrar una selección de vídeos: